martes, 31 de enero de 2012

DÍA NACIONAL DE LA JUVENTUD: Por un efectivo desarrollo de las Políticas Públicas en materia de juventud.

A pesar de que el 12 de agosto está consagrado por la Organización de las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Juventud, en la República Dominicana hoy, 31 de enero, se celebra el DÍA NACIONAL DE LA JUVENTUD. Es una fecha, además de especial para todas y todos los jóvenes dominicanos allí a donde nos encontremos, que entronca con la conmemoración del día de San Juan Bosco, fundador de la orden religiosa de los Salesianos y proclamado por Juan Pablo II como Padre y Maestro de la Juventud por haber dedicado su vida a rescatar a jóvenes de las calles de la Italia del siglo XIX.

Pero lo más importante de éste día no es la carga religiosa a la que fue unida en su configuración primera, sino el desarrollo de las políticas efectivas en favor de la juventud dominicana, que a pesar de la promulgada Ley General de Juventud (Ley 49/2000) no se han visto satisfechas en su totalidad. Dicha Ley, en la que algunos jóvenes participamos en los planes piloto que se crearon en la antigua Dirección General de Promoción de la Juventud (en el 2000 convertida en Secretaría de Estado y hoy Ministerio de la Juventud), desde "Romana Joven" (para la región del Este); "Santiago Joven" (para la región del Cibao); y "Juventud Total" (creada en Azua para cubrir toda la región Sur y en la que fui parte de la Dirección de Cultura), aún hoy no ha alcanzado un desarrollo legislativo adecuado.

La políticas globales, que deben convertirse en transversales, no son aplicadas con efectividad por el Gobierno de la República, porque no hay planes específicos en materia de empleo para los jóvenes, a sabiendas de que la tasa de desempleo llega al 30%, y prácticamente se duplica esa cantidad si hablamos de mujeres jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años (datos del Observatorio Juvenil de Políticas Públicas de la República Dominicana).

Con una población joven de más de un 36%, la República Dominicana debería activar los mecanismos que se especifican en la Ley General de Juventud. El marco jurídico, político e institucional del que habla el artículo 1 necesita un reforzamiento urgente. El desarrollo de la Ley en las políticas públicas a nivel sectorial y a nivel municipal deben ser una apuesta irrenunciable y exigible a las Alcaldías y a los demás organismos dependientes del Estado. 

La salud sexual y reproductiva de los jóvenes de nuestro país debe ser un capítulo fundamental en ese avance hacia las mejoras sociales de la población joven. Pero también deben implementarse planes de becas que ayuden a fomentar los estudios superiores y la tecnificación para apuntarnos al carro de la modernidad y el progreso global. Necesitamos una garantía efectiva para el acceso al empleo y a la adquisición de una vivienda digna. 

Los jóvenes queremos ser partícipes y tomar decisiones importantes, por eso proponemos la creación de un Consejo Nacional de la Juventud, un organismo independiente al estilo europeo que se aparte de las injerencias de los partidos políticos y que respete la libertad religiosa como principios fundamentales, donde participen todos y cada uno de los órganos representativos de la sociedad civil para crear y proponer a los estamentos correspondientes el desarrollo de las políticas efectivas que ayuden a crear políticas públicas de real cumplimiento y efectividad para los jóvenes. 

La juventud en su conjunto lo que busca son oportunidades y que se cumplan los compromisos adquiridos como el 4% para la Educación, que tanto beneficiaría a nuestro segmento poblacional. Un desarrollo efectivo de la Ley General de la Juventud y el respeto a la Constitución dominicana ayudará a mejorar la calidad de vida en nuestro país. Los jóvenes estamos aquí y queremos ser ese motor de cambio social, la locomotora transformadora que inspire confianza y solvencia.

Feliz Día Nacional de la Juventud!!! 


Amín Arias Garabito.
Secretario de Relaciones Internacionales JRD-Madrid.
Director Ejecutivo Macro Región II JRD-Europa.