lunes, 6 de febrero de 2012

Moises Naím y su pretendido conocimiento de la realidad política dominicana.

En el día de ayer salió publicado en el periódico español El País un artículo del escritor, columnista y experto en política internacional y economía, el venezolano Moisés Naím, titulado "Llegó Papá", que anunciaba desde el primer momento una clara referencia al eslogan de la campaña electoral del Ex-Presidente de la República Dominicana, el Ing. Hipólito Mejía. 

El artículo pretende hacer un análisis de la campaña electoral dominicana. En el mismo acusa directamente al candidato del Partido Revolucionario Dominicano de populista y machista, a la vez que lo compara con una serie de personajes de dudosa calidad democrática como Ahmadineyad o Putin. Pero falla desde el primer momento. Sus argumentos son fácilmente rebatibles. 

En primer lugar, en lo que respecta a las acusaciones de machismo cernidas sobre Hipólito, olvida el señor Naím que el presidente Mejía ha dado una importancia vital a las mujeres en su campaña electoral, situándolas como eje central de la misma y reconociéndolas como elemento fundamental del crecimiento y desarrollo del país. Su consigna ha sido desde siempre "Juventud y Mujer" hasta el punto de que, no sólo en esta campaña, donde se rodea de mujeres valiosísimas dentro de la política dominicana y reconocidas internacionalmente como es el caso de Doña Peggy Cabral, o la joven dirigente de la JRD, Faride Raful; si no que durante su primer mandato entre los años 2000-2004 se hizo acompañar de la veterana Milagros Ortiz Bosch, quien ocupó el cargo de Vicepresidenta de la República, entrando en los anales de la historia como la primera mujer dominicana en llegar tan lejos. 

Gracias al empeño del Presidente Mejía está garantizado el cumplimiento del mandato estatutario del PRD en el que se establece una cuota de participación del 33% para las mujeres. Pero no sólo eso, fue uno de los mayores potenciadores de políticas públicas en favor de las mujeres en la antigua Secretaría de Estado de la Mujer, hoy Ministerio de la Mujer. 

Habla el señor Naím de populismo y dice textualmente que "Hipólito Mejía aparece en los barrios pobres repartiendo dinero, ropa o comida". No obstante, me parece que al gran columnista Premio Ortega y Gasset de Periodismo se le han cambiado los nombres. Donde quería poner "Leonel Fernández y la camarilla del PLD", puso por equivocación Hipólito Mejía, porque si no fuera así no es entendible de ninguna de las maneras esa afirmación que raya en la mentira. El gobierno del PLD está utilizando el dinero del Estado para comprar la voluntad del pueblo mediante dádivas, repartiendo comida, asfaltando calles y dando dinero en las barriadas más humildes, incluso para que jóvenes y mujeres asistan a sus mítines, como ocurrió en la última visita de Danilo Medina a Madrid, en la cual se repartieron 50 euros a muchos de los asistentes, información de la cual tengo pruebas testificales y documentales importantísimas que me permiten afirmarlo.


Habla de la reelección como el mayor de los males, y menciona a una serie de mandatarios que cambiaron las constituciones de sus países para perpetuarse en el poder. Sin embargo no menciona a Álvaro Uribe, quizá porque no es de izquierdas. Pero es que lo más flagrante es que habla en esos términos y no dice nada de que Leonel Fernandez lleva 3 períodos gobernando el país. No dice nada de que la deuda de la Nación se ha triplicado respecto a como quedó a la salida de Mejía en el 2004. No dice nada de que hay un 48% de desempleo juvenil, que afecta especialmente a las mujeres jóvenes. Pero nada tampoco de la inseguridad ciudadana y de la instalación de mafias y sicarios que antes no existían. Y menos dice sobre la corrupción institucional. 

Y donde pone la guinda al pastel es cuando habla de Margarita Cedeño, Primera Dama de la República, poniéndola como la solución a los problemas del país, desconociendo que ella es parte de la nefasta gestión del gobierno de Fernández y que respresenta la continuación de todo lo malo y negativo del gobierno peledeista. Y otra vez vuelve a faltar a la verdad al asegurar que Danilo Medina se ha colocado por delante del Mejía, demostrando un total desconocimiento de las encuestas de firmas nacionales y extranjeras.

Pero que más se puede pedir cuando un analista tan sensato como lo es Mosisés Naím se posiciona de un lado tan claramente como es la derecha dominicana representada por Danilo, Margarita y Leonel, acusando a Hipólito de ser el responsable de la mayor crisis económica que haya sufrido el país, pero de la que no menciona cuales fueron las causas, y mucho menos la solución que dio el Presidente Mejía al garantizar hasta el último centavo a cada una de las personas que tenían sus ahorros en los bancos que quebraron.

Y menos dice el señor Naím que durante su gestión como Ministro de Industria y Comercio en el segundo mandato de gobierno de Carlos Andrés Pérez, se dieron las mayores protestas populares por las polémicas medidas neoliberales que aplicó en Venezuela, lo que dio paso al "Caracazo". 

Siempre reconoceré la calidad y la rigurosidad de Mosisés Naím. Sin embargo diré a todo pulmón que se equivoca en sus apreciaciones sobre Hipólito Mejía. Su posicionamiento con la derecha da cuenta de por donde van los tiros. 

El pueblo ha  dicho basta. No más corrupción y sí mayores cotas de bienestar social. Ese bienestar social viene como la apuesta principal de nuestras ideas socialdemócratas por las que tanto luchó nuestro líder José Francisco Peña Gómez, y que serán llevadas a cabo por Hipólito Mejía. Porque si decimos que Llegó Papá es porque nuestra conciencia relaciona a Mejía con aquel padre que todo lo da por sus hijos. Y él, al igual que el resto de los perredeístas, amamos esta media isla y nos duele que la hagan sangrar. Por tanto, es hora de que vuelva Papá. 



Amín Arias Garabito.
Director Ejecutivo Macro Región II JRD Europa
Secretario Relaciones Internacionales JRD-Madrid.