martes, 31 de enero de 2012

¿Pero que nos está pasando?

Pensé algún día que ya lo había visto todo. Pero me equivoqué. El señor Sostres no la había líado lo suficiente al justificar el asesinato de una joven a manos de su pareja simple y llanamente porque ella quería romper la relación con él. Nos horrorizamos después al hablar de la camarera acosada por el Director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, también intentando justificar su acción, y que salió absuelto de la acusación. En la pasada campaña electoral vimos como salía un flamante Rajoy flanqueado por varios hombres bien "trajeados" (quizá haciendo burla del esperpento que estos días veríamos con la declaración de No Culpable a Camps) y un aparentemente dócil ama de casa.

Quieren volver a la Ley del Aborto de 1985, una norma superada por las necesidades reales de la sociedad, una norma que lo que hace es obligar a las mujeres a mentir sobre sus razones (y tener que justificarlas) para no tener un hijo. Es una ley que no garantiza la libertad que se consiguió con la ley de plazos que aprobó el ejecutivo de Zapatero. Quieren que nuestras hermanas, amigas, madres, hijas...sigan bajo tutela de otros, sin que ellas puedan decidir por sí mismas.

Nos quitan Educación para la Ciudadanía, quizá porque piensen (estoy convencido de que lo creen) que al pueblo no hay que ayudarlo a pensar. Con pan y circo es suficiente. Pero es que encima nos apuntamos al carnaval de nombrar una calle de la capital española con el último gran símbolo del franquismo en la política activa y que ha fallecido recientemente. Una vía en la ciudad de Madrid para Fraga no es lo más justo para los familiares de las víctimas del franquismo que aún no saben dónde están enterrados sus muertos. Y para colmo de males, no les dejan buscarlos porque llevan al juez Garzón al banquillo de los acusados por atreverse a "reabrir las heridas de la España reconciliada".

Reconciliada dónde? cómo? cuando? De verdad nos creemos eso??? Han ganado unos tras un golpe ilegal a una República democrática y elegida en las urnas. Unos sobre otros se han superpuesto. Unos sobre otros han dominado. Unos sobre otros quieren seguir viendo a esta España en el atraso y en la desesperanza porque a ellos les da igual. Ellos no quieren voces que se escuchen en el silencio. Quieren un pueblo servil al que puedan mentirle en campaña electoral diciendo que no subirán bajo ningún concepto los impuestos...y ZAS, EN TODA LA BOCA!

A ver que pasa en los próximos días, porque si el propio Presidente del Gobierno va anunciando huelgas generales en nuestro país es porque la piña se va a poner muy agria.