domingo, 14 de abril de 2013

MONARQUÍA O REPÚBLICA

Monarquía o República. En España parece el debate eterno que nunca encuentra una solución. Lo cierto es que la Monarquía es una institución arcaica que se fundamenta en la supremacía de uno/a (Rey o Reina) sobre los otros. Por más Monarquía Parlamentaria que nos arrope, es una contradicción mantener a unas personas de forma vitalicia en un cargo, que además será dejado en herencia a sus descendientes, cuando nuestra Constitución proclama la igualdad de todas y todos los españoles. 

No hay igualdad cuando una familia recibe un trato diferente al resto de las familias. No puede haber igualdad si el Jefe del Estado goza de una impunidad que le blinda ante cualquier intento de procesamiento judicial, mientras a cualquier hijo de los palotes se lo llevan a la cárcel por participar en una manifestación en la que sólo está defendiendo lo que es suyo, lo único que le queda: la libertad, su dignidad.

La institución monárquica se encuentra en sus horas más bajas. El "juancarlismo" está sumamente trastocado. Ya no es posible seguir manteniendo el discurso de las bondades del Rey Juan Carlos durante la transición, y ya ni siquiera vale el papel que desempeñó durante el golpe de estado del 23-F. Los escándalos protagonizados por su familia, y por él mismo, han prendido la mecha ciudadana y el sentir republicano vuelve a sentirse con más fuerza, a gritar y a pedir abiertamente la proclamación de la III República.

No sé si será más o menos caro mantener una república, quizá tampoco sea el sistema político más perfecto. Pero sí que garantiza una cosa: el hecho de que todas y todos tenemos las mismas oportunidades nos apellidemos González, Pérez, Fernandez o Borbón.

Viva la República!!! 

2 comentarios:

Adrián Rico Castro dijo...

Que buen artículo. ¡¡Me encanta!!

Amín Arias dijo...

Muchas gracias, Adrián. Un saludo!