sábado, 12 de diciembre de 2015

El alma de Consuelo.

Consuelo Cruz Arboleda es el nombre tras una larguísima trayectoria de lucha y compromiso social. Es el alma que representa a todo un proyecto fraguado durante años por muchos hombres y mujeres progresistas que se han entregado por hacer valer sus derechos y reivindicaciones. 

Nació con la estrella de las lideresas que lo dan todo por la causa, y bendecida por el aura de sus ancestros afro, esos que supieron darlo todo y más en su batalla incansable por el reconocimientos de sus derechos, por su dignidad como seres humanos, haciendo suyas las luchas por los derechos de los demás. 

Consuelo no es sólo un nombre que da esperanza a tanta gente que creemos que un mundo mejor es posible, que llega el momento definitivo para acabar con la discriminacion y el apartheid silencioso que separa a las personas por etnias y que las convierte en robots programados llenos de prejuicios, cargados de racismo y amasados por la xenofobia.  

Mi amiga, hermana y mentora Consuelo es el compromiso hecho mujer. Su trabajo de años dentro de los movimientos sociales la avalan. Su defensa a ultranza de los derechos de las mujeres se explican, por ejemplo, en las distintas organizaciones de las que es miembro, así como por su papel protagónico en la fundación de la Asociación DIASPORA'S, a través de la cual ha organizado importantísimos congresos internacionales como los Encuentros Internacionales de Mujeres Afro que han tenido como escenario a Colombia y España; y de igual forma, su participación activa en la defensa de las comunidades afrodescendientes en República Dominicana, Panamá, Centro y Suramérica y gran parte de Europa. 

Su inclusión en las listas del PSOE como candidata al Congreso de los Diputados por Madrid es una apuesta valiente del partido que más se parece a España por hacer efectiva la visibilidad de nuestra diversidad como país. Es sin duda un hito histórico al ser ella la primera mujer negra de origen extranjero que representa a una organización política en la casa de la democracia. 

Diez años lleva Consuelo coordinando el Grupo Federal Afrosocialista, entidad surgida bajo el paraguas del más grande activista social de los últimos tiempos con que contamos los socialistas y todo el pueblo español: Pedro Zerolo. 

Distinguida en muchos sitios por su gran labor en contra de flagelos como la siempre odiosa ablación genital femenina, la defensa de los espacios de representación de las minorías étnias y su compromiso indiscutible por llevar socialismo a todas partes, como nos enseñara el fundador de nuestro partido, Don Pablo Iglesias Posse. 

Hablar de Consuelo Cruz Arboleda es hablar con mayúsculas de lucha. Es hablar de inspiración. Es ciertamente decir aliento. Una mujer que se ha superpuesto a todas las adversidades que le puso la vida por su condición de mujer, extranjera y negra. 

Mi hermana, amiga y mentora Consuelo es mucho más cosas, es alma. El alma de los que lo dan todo por la causa.